JORNADA VECINAL: LA IMPORTANCIA DE LA COMUNICACIÓN


El 1 de diciembre por la tarde, en el local cedido del CEPI Hispano-Dominicano, celebramos una jornada que tuvo como eje fundamental la comunicación y que sintetizó cuatro talleres que hemos venido dedicando a la herramienta de la comunicación en nuestra reunión semanal. 

El proyecto vecinal que los humanistas desarrollamos en el barrio de Tetuán siempre ha tenido como herramienta fundamental la comunicación. Sin embargo, hoy más que nunca, a pesar de la cantidad de medios y redes con las que contamos, la comunicación es necesaria. Es más, aquellos que queremos realmente a la gente, deberíamos ubicar la comunicación personal y directa como prioridad.



En la jornada, trabajamos en equipos e hicimos varios juegos para trabajar la flexibilidad en los puntos de vista. 

Primero describimos dos objetos (tangible e intangible) de manera individual y compartimos nuestra descripción. Después, a cada grupo se le dio un objeto y entre quienes formaban parte de cada grupo tuvieron que ponerse de acuerdo en el punto de vista a utilizar y mantenerlo en una descripción compartida.  
Terminamos sugiriendo una reflexión personal en la que cada cual escribió qué le diría al mundo si tuviera oportunidad, que es lo mismo que preguntarse, ¿Qué es lo verdaderamente importante?   

La comunicación permite flexibilizar puntos de vista. Los otros siempre te ayudan a completar, a recorrer también caminos que uno normalmente no visita. En definitiva, uno aprende mucho.




La comunicación con otros también nos aporta una cierta distancia sobre los objetos, los problemas, la fijeza de enfoques, que muchas veces es lo que precisamente nos impide encontrar salidas o soluciones a los problemas.



Fue muy gratificante compartir el encuentro y la merienda compartida con nuestros amigos, familiares, vecinos …. Juntos, con los juegos y los intercambios, pudimos experimentar la riqueza y la convergencia que puede producirse en la más rica diversidad de edades, culturas, procedencias y sensibilidades. 



Porque cuando alguien comprueba que el individualismo esquizofrénico no tiene salida y comunica a otros qué es lo que piensa y qué es lo que siente sin el temor a no ser comprendido, es que en el interior de ese alguien se está agitando todo nuestro destino.


Nuevo número de la revista 'Opiniones de Tetuán'

Ya puedes disfrutar del nuevo número de la revista 'Opiniones de Tetuán'. Un medio que pretende contribuir a la comunicación en el barrio, tan necesaria en estos días...
La edición impresa la encontrarás en los comercios de la zona. También puedes recogerla en el local. O llamarnos y te la haremos llegar.

En breve, tendremos también nuestro calendario solidario 2019....

Revista 'Opiniones de Tetuán' 112


Jornada Vecinal: la importancia de comunicarnos

“Nunca antes el mundo estuvo tan comunicado, sin embargo los individuos padecen cada día más una angustiosa incomunicación. Nunca los centros urbanos estuvieron más poblados, sin embargo la gente habla de “soledad”. Nunca las personas necesitaron más que ahora del calor humano, sin embargo cualquier acercamiento convierte en sospechosa a la amabilidad y la ayuda”.

              
Estas pocas frases sirven para enmarcar el interés de la jornada que celebramos el próximo sábado, 1 de diciembre, con la que pretendemos profundizar en la comunicación como herramienta de cambio personal y social. 

De alguna manera, sintetizan también la paradoja que vivimos hoy. Por un lado, la tecnología ofrece posibilidades de comunicación nunca antes imaginadas, pero por otro, el individualismo y el encerramiento se han convertido en compañeros cotidianos para mucha gente.
 
Pareciera que se grita mucho, pero apenas nos escuchamos.  En parte, porque, entre otras cosas, apenas nos escuchamos a nosotros mismos. Parece que hemos cerrado nuestros oídos no solo a lo que dicen los demás, sino a lo que pensamos y sentimos nosotros. Y al taponar el oído obstruimos también la salida a la palabra. Al gesto y a la mirada. Al compartir con otros las experiencias. Al completar lo que somos con el aporte de los demás. Al dar.

Sin duda hoy, la fragmentación del tejido social es una realidad que necesita ser superada. Pregúntate cuánto tiempo hace que no te comunicas con tu vecino, con tu familia… contigo. Piensa en los canales de expresión que conoces. Pregúntate cuántas cosas tienes por decir que no dices. Medita sobre si es habitual que la gente se exprese sin el ridículo temor a no ser comprendido. Y ahora piensa también en todas esas veces en las que te has comunicado de veras, en las que te has abierto sin temor, en las que has escuchado sin trabas…   

La incomunicación está aliada al conformismo y a la falta de entusiasmo. La incomunicación impide que la gente se entienda, se organice y proyecte sus aspiraciones para construir un mundo mejor. Es la aliada perfecta para aquellos que quieren que las cosas sigan como están y no cambie nada. Es el freno a las posibilidades de transformación personal y social.

Construir puentes entre las personas y las culturas nos parece vital en un momento como éste. La riqueza que hay en cada ser humano queda apresada si no sale al mundo, se abre y se comparte con otros.

A todo ello, te invitamos el próximo sábado, 1 de diciembre, de 6 a 8 de la tarde, en el CEPI de Nuestra Señora del Carmen, 17.